Seleccionar página

La privacidad es uno de los factores que más preocupa a los usuarios a la hora de navegar por Internet. Nuestros datos pueden estar expuestos simplemente con entrar en una página. Además, hay que tener en cuenta que nuestra información personal tiene un gran valor en la red y que puede ser utilizada por terceros para lucrarse.

La respuesta a esta pregunta es clara: sí. Una página web puede saber cuál es nuestra ubicación geográfica real. Puede saber dónde nos encontramos y de esta forma orientar publicidad, por ejemplo. Seguro que en alguna ocasión al navegar por la red nos ha aparecido publicidad relacionada con algún establecimiento o producto de nuestra zona.

Esto lo obtienen a través de nuestra dirección IP. Al conectarnos a ese sitio, recopila la IP pública y puede determinar cuál es nuestro operador de servicios, la región o ciudad donde nos encontramos. Sin embargo, y esto es importante, esa página no podría rastrear esa IP hasta dar con nuestra dirección exacta, que sería el domicilio particular. Ese dato no lo podrían obtener, aunque sí saber nuestro código postal, por ejemplo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?